Turismo

Influencia del Comercio Electrónico y Seguridad en la Red para Establecimientos Turísticos – parte 2

CARACTERÍSTICAS DE LA COMERCIALIZACIÓN ONLINE

Por norma general los términos e-businesse-commerce suelen utilizarse como sinónimos, pero realmente son diferentes y es importante que los empresarios de los establecimientos hoteleros conozcan sus diferencias. Por eso, este segundo artículo estará dedicado a distinguir estas dos formas de comercialización o negocio online.

El e-commerce es el conjunto de acciones encaminadas a cubrir las necesidades de consumidores, proveedores y socios del negocio, por lo tanto incluye actividades como ventas, marketing, toma de pedidos, entregas, servicios al consumidor y estrategias de fidelización. Se podría definir como una serie de acciones encaminadas a la venta electrónica, a la comercialización electrónica, como a la gestión y manipulación de la información, cuyo fin último es conseguir un beneficio empresarial a través de Internet.

El e-business realiza el mismo conjunto de acciones que toma e-commerce, pero también incluye funciones internas como producción, administración de inventario, desarrollo de productos, administración de riesgos, finanzas, desarrollo de estrategias, administración de conocimientos y recursos humanos.

La estrategia que persigue un empresario de cualquier sector, al utilizar e-commerce no es tan completo en funciones o actividades como el e-business, pues el primero, está más centrado y dirigido a las ventas. Las estrategias de e-business, en cambio, tienen un alcance mayor, abarcan más actividades, ofrecen más capacidad, pero a menudo conllevan cambios significativos que requieren plazos de tiempo más largos dentro de la empresa, en este caso del sector hotelero.

ecommerce ebusiness hoteles

Debemos incidir en diferenciar comercio electrónico y negocio electrónico (e-commerce y e-business), pues ambos no son sólo una transacción económica, sino que incluyen todo un conjunto de estrategias encaminadas a crear un valor añadido a la empresa hotelera, que no sólo será monetaria, es decir, puede crear vínculos fieles con clientes, intermediarios, proveedores, que al final repercutirán positivamente en nuestros beneficios si sabemos gestionarlos bien.

El comercio electrónico en el sector del turismo, está creciendo de una manera muy significativa. En ciertos mercados turísticos se han experimentado crecimientos espectaculares.

A partir del año 2006, los clientes de establecimientos hoteleros en todo el mundo comenzaron a realizar sus reservas de hotel a través de Internet, aproximadamente un 75% de las reservas de ese año fueron registradas por este medio, según Editur (“El laberinto de la distribución hotelera”, Fernando Sagaesta. EDITUR, Nª 2433, Pág 17, 2006).

Si analizáramos a los Estados Unidos, que es una de las cuatro potencias mayoritarias en lo que al sector del turismo mundial se refiere, veríamos que durante el año 2007, el 51% de los viajes se vendieron a través de Internet. Que en el 2008 creció un 56%, y que el último dato encontrado en Phocus Wright`s Consumer Travel Trends Survey, nos indica que se llegó a un 60% de viajes organizados por el propio usuario de Internet.

En España, otra de las potencias turísticas mundiales, en el año 2007, se incrementó el 71% de comercio electrónico, superando los 4.700 millones de euros. Además:

  • 8 millones de ciudadanos españoles de 15 y más años han comprado por Internet; es decir, el 39,8% de los internautas, según el Informe anual sobre Comercio Electrónico B2C 2008, del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI).

  • En 2007 el gasto medio anual registró una subida del 13,8% respecto del año anterior, elevándose a 595 euros. Cada comprador llevó a cabo 4,9 procesos de compra.

  • El 93,7% de los individuos que han realizado compras online declara sentirse satisfecho con las mismas.

  • El sector turístico y las actividades de ocio siguen siendo claves en las compras a través de la red (billetes de transporte, entradas a espectáculos o reservas de alojamientos); y, en segundo lugar, se sitúan los productos de electrónica, ropa y complementos, libros, DVD, música o videojuegos.

  • España recibió en enero, febrero y marzo de 2011, a través de las reservas online aproximadamente unos nueve millones de turistas internacionales, lo que representa una mejora del 2,9% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según las cifras publicadas por la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras.

Verónica Doncel

Profesora de Servicio en Habitaciones y otras Instalaciones en iBS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *